Ir al contenido principal

5 Pasos para superar el temido Bloqueo del Lector


Puede que se hayan dado cuenta de la falta de entradas y reseñas de libros en las últimas semanas y esto se debe a que, como lo menciona el título de la entrada, estoy pasando por un temido bloqueo del lector y me ha costado una barbaridad retomar mi ritmo de lectura habitual. No sé qué me pasa exactamente, pero me causa extrema pereza agarrar un libro y ponerme a leer, incluso aunque tengo una lista gigante de pendientes y muchos de ellos me emocionan. ¿Les ha pasado también a ustedes?



Así que sí, estoy pasando por un bloqueo de lector bastante pesado que me tiene llena de remordimiento. Este es mi último fin de semana libre pues el lunes comienzo un nuevo semestre en la universidad y ¡no he leído ni una sola vez!. (Actualización: Ya me gradué chicos) Pero que no panda el cunico  cunda el pánico, pues hay unas técnicas que podemos aplicar tanto ustedes como yo, pues esta no es ni la primera ni la última vez que me pasa. Lo único que verdaderamente lamento es haber perdido un tiempo valioso de lectura. 

Cómo identificar el bloqueo

Antes que nada, debemos aprender a identificar y aceptar el bloqueo del lector. A veces es una situación que no podemos entender del todo. La flojera se apodera de nosotros, una especie de sopor no nos deja concentrarnos en la lectura o simplemente el hecho de pensar en leer nos hace sentir cansados; todo esto son indicadores de que estás pasando por un bloqueo de lector. Puede que en un principio no lo parezca, pero si esta sensación de incomodidad permanece durante cinco días o más, es claro que algo pasa.


¿Qué hacer? Recomendaciones para sobreponerse


1) No te estreses: Para quienes la lectura es un hábito diario este tipo de situaciones puede causar mucho estrés y ansiedad, sobre todo porque en estos momentos es común pensar en todos los libros que nos faltan por leer y el tiempo que perdemos no haciéndolo. Es bastante difícil sacarte estos pensamientos de la cabeza, pero preocuparse o forzarse a superar la situación no ayuda en nada. 


2) Renueva: Algunas veces el bloqueo del lector se origina porque estamos enfrascados en un libro que no nos apetece y lo estamos leyendo por obligación o simplemente has ido perdiendo el interés. Devuelve el libro a su lugar, y date tiempo para descansar de él, busca cualquier otra actividad que tengas pendiente y luego cuando tu mente no se encuentre saturada, decide. ¿Este libro te interesa lo suficiente para seguir leyendo? Si la respuesta es no, cámbialo.



3) Realiza otras actividades: Si tienes la costumbre de leer mientras estás en clases puede que tu cerebro necesite un descanso de vez en cuando; no nos damos cuenta, pero nos saturamos de información y bajamos nuestro rendimiento. Como he estado de vacaciones estos días aproveché la oportunidad de ver series y películas, como por ejemplo Sing Street, o comenzar a ver Jessica Jones de Marvel ¡me encanta!



4) Cambia de género o autor: Si llevas mucho tiempo leyendo al mismo autor o el mismo género puede que te hayas aburrido o se te haya convertido en algo demasiado repetitivo, esto puede estar causándote la pereza que no te deja leer. Mi recomendación es que vayas de extremo a extremo, si estabas leyendo novelas románticas toma una de terror, o si leíste ciencia ficción escoge uno de no ficción que despierte tu mente. Hay muchas posibilidades.



5) No leas: Simplemente eso. Deja de leer por un tiempo y sacúdete esa sensación de "debería estar aprovechando este momento para eso". Recuerda que este ejercicio se hace por placer y no para ganar una competencia de quién ha leído más libros. También puedes optar por conversar con otros lectores para ampliar los distintos puntos de vista que existen sobre cómo enfrentarlo. Recuerden que cada quien es diferente y pasa por la experiencia de una forma totalmente distinta.

Recuerden: We're all in this together!
 Espero que les haya gustado esta entrada, y si alguna vez pasaron por esta situación pueden dejar sus vivencias en los comentarios, además de recomendaciones por supuesto. Compartan con sus amigos lectores, por favor. ¡Nos leemos!

Comentarios

  1. Nunca paso grandes bloqueos lectores de no tener ningunas ganas, pero encuentro muy útil la entrada :)
    th3readersdiary

    ResponderEliminar
  2. Yo aplico el no leer nada, me funciona :3... Hola, te nomine a un liebster award http://festin-de-libros.blogspot.com/2016/08/otro-liebster-award.html

    ResponderEliminar
  3. Te entiendo TANTO. Durante las vacaciones de la facultad leí dos míseros libros, dos! Tuve todo el tiempo del mundo para leer y no lo hice, me da mucha pena pero bueno, no estaba en el humor de leer. En una de esas comienzo las clases y las ganas me vuelven (seguro, en especial cuando tenga que estudiar :P)
    En fin, es una situación fea y molesta, pero a todos en algún momento les pasa y no hay que estresarse demasiado por ello. Eventualmente las ganas vuelven, no hay que forzarse a leer ya que como vos decís, la idea es disfrutarlo.
    Saluditos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre ocurre que mientras más ocupados estamos más desearíamos estar leyendo, aunque lo hayamos pospuesto muchísimas veces durante nuestro tiempo libre. Es una especie de ley universal. Muchas gracias por pasarte y comentar. ¡Nos leemos!

      Eliminar
  4. Me paso con un autor, me encantaba, bueno hasta que llego el bloqueo, dejare de leer simplemente por un tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Muchas gracias por dejar tu comentario. Espero que ya te haya pasado el bloqueo, y que te haya funcionado la técnica. ¡Nos leemos!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Start where you are: Trabajo freelance

¡Hola, hola! No puedo creer que ya hayan pasado siete meses desde mi última publicación acá. La verdad es que el tiempo se me ha pasado volando y tengo muchas cosas que compartir. 
Antes que nada, pues me gustaría contarles sobre mi ausencia: me encontraba en medio del remolino que significa sacar una licenciatura. A la fecha, ya tengo dos meses y un poco más de graduada. Además, comencé a trabajar en una empresa en Abril, me operé la vista... en fin. Mi vida ha cambiado mucho en cuestión de meses. Así como todo en mi país. Por lo tanto he decidido abrir una nueva serie de publicaciones bajo la etiqueta de Start where you are, que básicamente se tratará de un espacio donde ustedes y yo hablaremos sobre ser adultos, encontrar trabajo, cumplir con las responsabilidades, etc. Una especie de "Adulting 101".
Vamos poco a poco, porque apenas estoy abriendo y experimentando con esta sección, pero lo más importante es que nos ayudemos entre nosotros en cuanto a temáticas de la vida…

Recomiendo: 4 películas "coming of age" que no te puedes perder

El Coming of Age es un género cinematográfico que se centra en el desarrollo físico y psicológico de los personajes, quienes atraviesan un período de transformación, generalmente representado por adolescentes enfrentándose a los retos de la adultez. Sin embargo, es un error considerarlo como un género estrictamente juvenil; su intención no es más que mostrar las complicaciones e inquietudes que surgen en ciertos período de la vida, sin limitarse a rangos de edad. 
Directoras como Greta Gerwig y Julia Hart dan prueba de ello, dándonos a entender que los adultos también tienen mucho que aprender a la par de sus hijos y alumnos, y que muchas veces no son tan diferentes.